fbpx

Lo mejor de la literatura en...

Lo mejor de la literatura en...

Cardio RMN

La Resonancia Magnética Cardíaca es una modalidad de imagen cardíaca no invasiva que permite un diagnostico más certero y por la tanto, mejorar y adecuar el tratamiento de los pacientes. En los países subdesarrollados es, sin embargo, un estudio caro, por lo que su accesibilidad está restringida. En presente estudio de investigación, los autores desarrollaron un protocolo rápido de estudio mediante resonancia cardíaca de pacientes con cardiomiopatías y lo aplicaron en escaners ya existentes de países subdesarrollados. El protocolo se basa en la evaluación de volúmenes ventriculares y presencia y topografía de la fibrosis, reduciendo costos y manteniendo la eficacia diagnóstica de la Resonancia Cardíaca. Su implementación podría permitir un acceso global en nuestros países.


La miocardiopatía hipertrófica (MCH), es un desorden genético caracterizado por hipertrofia del ventrículo izquierdo sin una causa secundaria explicable. Es la principal causa de muerte súbita cardiaca (MSC) en pacientes jóvenes deportistas. La fibrosis miocárdica tiene implicaciones pronósticas adversas en cualquier miocardiopatía, también en la MCH. Mediante las secuencias de realce tardío con gadolinio (RTG) se detecta fibrosis en el 40-60% de pacientes con MCH y es un potente predictor pronóstico en la MCH. En el estudio tomado como base; Progresión de la fibrosis en la MCH: mecanismos e implicaciones clínicas; se estudia la progresión de fibrosis, sus mecanismos y las implicaciones pronosticas del mismo. Es importante este estudio ya que la fibrosis miocárdica en varios estudios tiene una gran importancia pronostica e incluso se plantea el uso de dispositivos por la posibilidad de arritmias en pacientes con una importante carga fibrótica. Conocer mejor si existe progresión de la fibrosis en la miocardiopatía hipertrófica y los posibles mecanismos por lo cual se produce la misma nos llevaría a estratificar mejor el riesgo de muerte súbita cardiaca en los portadores de miocardiopatia hipertrófica. Si bien la fibrosis no se contempla como un dato para el cálculo de MSC para la implantación de dispositivos en prevención primaria el conocer mejor su implicación nos ayudaría a la toma de decisiones.


A pesar de los grandes avances en el tratamiento, el infarto agudo de miocardio (IAM) sigue constituyendo en la actualidad una de las principales causas de mortalidad y de la mayoría de los ingresos hospitalarios. Tras el IAM resulta imprescindible llevar a cabo una evaluación del riesgo individual, con el objeto de poder identificar aquellos pacientes con riesgo elevado. Hasta ahora, la estratificación pronóstica se ha basado atendiendo a parámetros clínicos y ecocardiográficos como la función ventricular. Sin embargo, en los últimos años surge la Cardiorresonancia magnética (CMR) que se perfila como una herramienta robusta capaz de aportar información pronóstica a través de parámetros altamente reproducibles. El estudio PROSPECT analiza el papel de esta técnica en la estratificación del riesgo de los pacientes con IAM.


La cardio-RM es considerada técnica de referencia para la evaluación de volúmenes ventriculares, masa miocárdica y contractilidad global y segmentaria. Además permite la caracterización tisular con las secuencias de RTG, un método preciso y reproducible para valorar la presencia, localización y extensión de fibrosis miocárdica. En los últimos años numerosos trabajos han demostrado el valor pronóstico del RTG en pacientes con miocardiopatía isquémica y no isquémica. La mayoría de estos estudios fueron realizados en centros de referencia con muestras de pacientes con diagnóstico o sospecha de enfermedad cardíaca. El objetivo del trabajo presentado fue determinar en una cohorte comunitaria de 900 personas de edad avanzada la prevalencia de patrones isquémicos y no isquémicos de RTG y su valor pronóstico.


El trabajo elegido consiste en un estudio prospectivo en el que se pretende determinar el valor diagnóstico añadido de la resonancia cardiaca en pacientes con dolor torácico, elevación de marcadores de daño miocárdico y ausencia de lesiones coronarias comparando los diagnósticos emitidos por un panel de cardiólogos expertos frente a los diagnósticos establecidos por resonancia. Este es un escenario que en la práctica clínica habitual crea incertidumbre dado que en muchas ocasiones no se alcanza un diagnóstico de certeza y porque no existen recomendaciones claras sobre la actitud terapéutica más adecuada. La resonancia cardiaca demuestra en este trabajo que es capaz de establecer un diagnóstico definitivo en la mayoría de pacientes.


La cardiopatía de origen chagásico es una de las principales causas de insuficiencia cardíaca en América Latina, con alta morbimortalidad por lo que se ha convertido en un problema de salud pública(1). La resonancia magnética es una excelente herramienta para la identificación de inflamación y fibrosis, sustrato para el desarrollo de disfunción ventricular y arritmia, por lo que su hallazgo debería tener impacto en la evolución del paciente. En este artículo se pretende demostrar esta relación comparando los hallazgos de la resonancia cardíaca y el resultado del score de Rassi, hasta ahora única herramienta de estratificación de riesgo clínico validado, y determinar el valor pronóstico de la fibrosis como factor de riesgo independiente.


Es conocido que uno de los mecanismos de producción de las arritmias ventriculares (AV) son los circuitos por reentrada que tienen un sustrato fibrótico. Esta fibrosis se puede detectar mediante resonancia magnética nuclear cardiaca (RMN) por el realce tardío de gadolinio (RTG).

Desgraciadamente, este parámetro no forma parte de las guías a la hora de indicar el implante en prevención primaria de un desfibrilador automático implantable (DAI), siendo uno de los parámetros fundamentales de dicha indicación la fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI). Por esta razón este metaanálsis quiere analizar la relación entre RTG y las AV y/o el riesgo de muerte súbita cardiaca (MSC) teniendo en cuenta la literatura publicada y ajustando los resultados “brutos” por diferentes variables de confusión como puede ser la FEVI.


La enfermedad de Chagas es la principal causa de miocarditis infecciosa en todo el mundo, afecta cerca de 6 millones de personas en América Latina, lo que genera una alta carga económica. Involucra varios sistemas dentro de ellos el corazón, el cual es el mayor causante de morbilidad y mortalidad en los infectados. Es por ello que predecir con mayor exactitud el riesgo de eventos y muerte, es relevante para adoptar las mejores estrategias terapéuticas, dentro de ellas el uso del desfibrilador automático implantable (DAI) como prevención primaria. El estudio que analizaremos da luces en mejorar esta estratificación de riesgo, utilizando la resonancia magnética cardiaca (RMC) para detectar fibrosis miocárdica (FM), como se ha estudiado en otras cardiomiopatías.


Debido a la alta prevalencia y morbi-mortalidad de la fibrilación auricular, es importante encontrar métodos confiables que ayuden a identificar individuos en riesgo de desarrollar la misma. Este es un estudio de casos y cohorte, de una población multiétnica libre de enfermedad cardiovascular conocida, que utilizó la RMI cardiaca con técnica de feature tracking para predecir el riesgo de una FA incidente mediante parámetros estructurales y funcionales de la auricular izquierda. Se demostró que la elevación del volumen de aurícula izquierda y disminución de parámetros funcionales, como las fracciones de vaciado pasivo y total de la AI y el strain longitudinal auricular pico, se asociaron a mayor riesgo de desarrollar fibrilación auricular.


Los eventos arrítmicos primarios representan una causa importante de mortalidad en los pacientes con MCD. Las guías de práctica clínica recomiendan implantar DAI de forma profiláctica en casos sintomáticos con FEVI < 35%. Recientemente se ha propuesto que la presencia de RTG intramiocárdico en RMC, un indicador de fibrosis, se asocia con el desarrollo de eventos arrítmicos de manera independiente a la FEVI.

El trabajo analizado es el primero que estudia específicamente la relación del RTG intramiocárdico con MSC en pacientes con MCD y FEVI > 40%. Sus resultados demuestran que los sujetos con RTG presentan 9 veces más riesgo de eventos arrítmicos, identificando así un subgrupo de alto riesgo que actualmente no recibe prevención primaria con DAI.


Página 1 de 3