fbpx

Manual de Ecocardiografía Básica

Manual de Ecocardiografía Básica

Pericarditis aguda

(0 votos)

Es una inflamación aguda del pericardio que puede ser secundaria a un gran número de procesos (Tabla 1). El diagnóstico clínico de la pericarditis se basa en la triada característica de dolor precordial, cambios electrocardiográficos, y roce pericárdico. Sorprendentemente los hallazgos ecocardiográficos pueden ser muy variados y aunque los pacientes con pericarditis aguda pueden tener un derrame pericárdico, su presencia no es necesaria para establecer el diagnóstico de pericarditis. Por otra parte no suele existir relación entre la cantidad de derrame pericárdico y la presencia o no de roce pericárdico.

Tabla 1. Origen etiológico de la pericarditis.

• Idiopático.
• Infección bacteriana.
• Infección vírica.
• Neoplásico.
• Metabólico.
• Inmunológico.
• Radiación.
• Tóxico.

Los hallazgos ecocardiográficos suelen presentar habitualmente un mínimo derrame pericárdico (Figura 1), pero el espectro de datos puede variar desde un estudio ecocardiográficamente normal, en el cual no es posible registrar con ninguna incidencia derrame pericárdico y corresponderían por tanto a una pericarditis aguda seca, hasta el espectro contrario, con casos con importante derrame pericárdico de grado moderado.

Figura 1. Ecocardiograma en modo M a través del ventrículo izquierdo.

Figura 1. Ecocardiograma en modo M a través del ventrículo izquierdo. Se visualiza una ligera separación de las hojas pericárdicas, básicamente durante la sístole ventricular: es un derrame pericárdico (DP) ligero.

El derrame pericárdico se caracterizará ecocardiográficamente como un espacio libre de ecos rodeando a la víscera cardíaca. El espacio de ecos, como veremos más adelante, puede ser de mayor o menor importancia en relación con la importancia del líquido presente entre las hojas pericárdicas.