fbpx

Miocardiopatías de depósito

SEIC Web

SEIC Web

Nosotros habitualmente enviamos más de un pulso de radiofrecuencia (RF), enviamos una secuencia de pulsos de 90º o 180º con unos intervalos de tiempo diferentes.

El movimiento de los protones lo podemos representar por un vector suma.

Cuando se habla de señal alta, corresponde a la apariencia blanca o brillante de un tejido, y la señal baja, a la apariencia negra.

El T1 depende de la composición del tejido, de la estructura y del ambiente.

Recordemos:

Cuando cesa el pulso de radiofrecuencia, los protones vuelven a su estado inicial, con una magnetización longitudinal y sin componente trasversal.

El truco es fácil: consiste en someter al paciente a un campo magnético de diferente intensidad de señal en los diferentes puntos de la sección del paciente.

Los protones cuando se introducen dentro de un campo magnético no sólo se alinean, como hemos visto, sino que también comienzan a girar acompasadamente, denominándose a este segundo movimiento precesión.

Como todos sabemos, los átomos constan de un núcleo y una corteza.

Página 160 de 185