fbpx

Eco

El Dr. José Juan Gómez de Diego nos ha preparado este nuevo miniCASO para debate y enseñanza.

LA PREGUNTA

Esta semana tenemos un caso que nos remiten los compañeros de Cirugía Cardíaca. Se trata de un paciente con insuficiencia mitral severa que mandan remitido de otro centro para cirugía valvular. Nos piden un estudio transesofágico para valorar la anatomía de la válvula y el mecanismo de la insuficiencia y hacerse una idea de las opciones de reparar la válvula.

¿Qué les decimos?

 

LA RESPUESTA

Pues se trata de un Barlow con todas las letras. Tenemos una válvula mitral con un anillo muy dilatado (52 x 54 mm) con ambos velos marcadamente engrosados, elongados y redundantes. Existe un movimiento de prolapso muy amplio de todos los festones, tanto de velo posterior como de velo anterior, con desestructuración del anillo con imagen de disyunción prácticamente a lo largo de toda la circunferencia y con un defecto de coaptación en toda la línea de cierre con un jet de insuficiencia severa formada por varios jets de gran tamaño y de morfología compleja.

Desde el punto de vista de la imagen, este caso tiene todos los predictores clásicos de mal resultado para la reparación. Tiene un jet central severo, dilatación marcada del anillo, afectación de más de tres segmentos, afectación del velo anterior y afectación de segmentos en velos opuestos. En realidad, toda la válvula está afectada. La cirugía de reparación de prolapso está basada en eliminar el defecto y hacer que el velo reconstruido le dé buen apoyo al velo sano opuesto. Funciona perfecta si el problema es un prolapso aislado de P2. En este caso, toda la válvula está enferma y, además de colocar un anillo, habría que reconstruir y recolocar el aparato subvalvular festón a festón y velo a velo. No es que sea imposible pero, incluso en las mejores manos, reparar esta válvula es un reto mayúsculo.

Comentarios potenciados por CComment