fbpx

RETICweb

RETICweb

Con la colaboración de Grupo CTO

Trukipedia

En el contexto de la pandemia por el nuevo coronavirus COVID-19, la ecocardiografía, por sus características, versatilidad y costo-efectividad es una herramienta básica para la monitorización cardiovascular de pacientes críticamente enfermos. Sin embargo, el contacto estrecho con el paciente que implica la realización de la ecocardiografía puede asociarse con riesgo de contagio. Por esta razón las sociedades científicas han publicado estrategias de prevención para evitar la infección por coronavirus del personal sanitario durante la realización de pruebas de imagen cardíaca. En estas recomendaciones, destaca el uso del “estudio enfocado” como estrategia para limitar el tiempo de exposición del personal de salud y el uso de equipos de protección personal específicos que brinden una adecuada protección durante la realización de los estudios.


Se describirá brevemente el método más aceptado para el diagnóstico ecocardiográfico en pacientes con miocardiopatía hipertrófica. Es importante distinguir entre los diferentes patrones de Doppler que se pueden encontrar en la práctica ecocardiográfica diaria.


La estenosis aórtica es la valvulopatía más frecuente en el mundo y su incidencia se incrementa con el envejecimiento de la población. El ecocardiograma es una herramienta útil para la evaluación no invasiva de pacientes con estenosis valvular aórtica en todas sus fases de evolución.


La valoración ecocardiográfica es la piedra angular en el diagnóstico de la insuficiencia tricúspide secundaria, de hecho el ventrículo derecho y la válvula tricúspide son estructuras que a lo largo del tiempo han ganado interés en su estudio, como posibles causas de insuficiencia cardíaca. La reciente incorporación de la posibilidad de corrección percutánea de la regurgitación tricúspide ha hecho que la valoración de este tipo de patología haya cobrado una mayor relevancia en la práctica clínica. Esta patología valvular requiere un abordaje multidisciplinar realizado por un Heart Team, donde el técnico en ecocardiografía y el cardiólogo especialista en imagen tienen un papel determinante en el diagnóstico y seguimiento.


La ecocardiografía es una prueba no invasiva que proporciona información rápida en situaciones de emergencia, como es el caso del taponamiento cardíaco.

El objetivo de este artículo es revisar los aspectos técnicos para la valoración del compromiso hemodinámico sobre las cámaras cardíacas en aquellos pacientes con derrame pericárdico.


La ventana subcostal es una alternativa para la evaluación de pacientes con ventanas acústicas convencionales limitadas. Además, es un acceso muy útil para la detección de cortocircuitos a nivel del tabique interauricular, la visualización de la porción proximal de la vena cava superior (VCS) y el estudio de la anatomía de la válvula aórtica y ventrículo derecho.


La evaluación de una prótesis valvular cardíaca con ecocardiografía es exigente en todas las etapas del proceso. El mismatch prótesis-paciente se produce cuando el área del orificio efectivo (AOE) de la prótesis valvular implantada es demasiado pequeña en relación al tamaño del paciente, lo que resulta en gradientes postoperatorios anormalmente altos y resultados clínicos adversos. Este fenómeno puede documentarse de forma rápida por el cálculo de la AOE por ecocardiografía. Aquí se exponen los pasos esenciales que se deben seguir para detectarlo.


El ecocardiograma transtorácico es de gran utilidad en el estudio del derrame pericárdico. Es la técnica de elección en imagen cardíaca para su diagnóstico, cuantificación y seguimiento. Las guías de práctica clínica del año 2015 reordenan las del 2004, proponiendo esencialmente la imagen cardíaca de multimodalidad para las enfermedades del pericardio. El objetivo de este artículo es revisar los aspectos técnicos para el diagnóstico y la cuantificación ecocardiográfica del derrame pericárdico.


La miocardiopatía hipertrófica sin causa hemodinámica es una patología cardíaca en donde los primeros hallazgos y el seguimiento de la misma se establecen por medio de la ecocardiografía transtoracica, siendo ésta un medio diagnóstico altamente disponible y costo-efectivo. Por tal motivo los sonografistas cardíacos que están en contacto primario con los pacientes bajo la supervisión del ecocardiografista deben tener claridad sobre todos aspectos relacionados con la valoración de esta patología para poder realizar el planteamiento y adquisición de una valoración ecocardiográfica que le permitan al cardiólogo ecocardiografista durante la revisión de las imágenes emitir un diagnóstico acertado que ayude en el proceso de toma de decisiones en torno al diagnóstico del paciente, tratamiento, seguimiento y utilización de otras técnicas de imagen cardíaca.


La estenosis aórtica es la valvulopatía primaria más común y la tercera enfermedad más frecuente tras la hipertensión y la cardiopatía isquémica. La ecocardiografía es la técnica de elección para el diagnóstico y cuantificación de la severidad de la estenosis aórtica.


Página 1 de 3