fbpx

RETICweb

RETICweb

Con la colaboración de Grupo CTO

Casos

La endocarditis infecciosa tricúspide es poco frecuente. Habitualmente ocurre asociada al uso de drogas o procedimientos invasivos como hemodiálisis, catéteres y marcapasos. Las lesiones graves pueden necesitar tratamiento quirúrgico con resección tricúspide total, con o sin reemplazo inmediato. A continuación se relatan dos casos sin reemplazo valvular por más de 15 y 20 años. Presentaron síntomas de insuficiencia cardíaca tardíamente. La sobrecarga volumétrica enmascaró la disfunción ventricular siendo el strain importante para la detección precoz de la disfunción ventricular. La resección tricúspide sin reemplazo puede utilizarse con carácter temporal, siendo recomendable el implante de prótesis lo más precozmente posible para preservar la función ventricular.


La obstrucción microvascular y la hemorragia intramiocárdica son manifestaciones del daño por reperfusión que se encuentran con frecuencia en pacientes con oclusión aguda coronaria tratados con terapia de revascularización. Ambas se relacionan con el remodelado y función ventricular a largo plazo, así como el pronóstico. Se presenta un caso representativo de estas lesiones y su caracterización mediante diferentes técnicas de imagen cardíaca.


Se presenta un caso raro de patología inflamatoria de la aorta resaltando el rol de la imagen multimodalidad cardíaca.


Presentamos el caso de un paciente con endocarditis infecciosa por Candida parapsilosis sobre una zona de sutura vascular en la aorta torácica ascendente. La RM de corazón fue determinante a la hora de establecer un diagnóstico correcto.


El pronóstico de las cardiopatías congénitas complejas del adulto ha mejorado con el desarrollo de las nuevas técnicas de imagen para el diagnóstico oportuno y tratamiento temprano. Asimismo, la valoración de la función sistólica del ventrículo derecho ha tenido importantes avances. El siguiente caso ilustra la importancia de las nuevas técnicas en la valoración de la función sistólica derecha tras la cirugía de un paciente con una cardiopatía congénita compleja.


Se trata de un caso de endocarditis aórtica infecciosa complicada con un pseudoaneurisma perivalvular que se extiende disecando la porción perimembranosa del septo interventricular. Este caso clínico constituye un claro ejemplo de la utilidad de la ecocardiografía tridimensional y la cardio-TC en la valoración anatómica y funcional de las complicaciones de la endocarditis infecciosa.


La insuficiencia cardíaca con función sistólica preservada continúa siendo uno de los grandes cuadros clínicos de la cardiología actual, tanto desde el punto de vista del diagnóstico, donde identificar la etiología concreta resulta un reto frente al que las novedosas técnicas de strain rate comienzan a aportar luz, como del tratamiento, dada la ausencia de medidas específicas que mejoren el pronóstico de estos pacientes. Este caso clínico trata de mostrar la situación clínica y los patrones ecocardiográficos que deben establecer la sospecha de amiloidosis cardíaca.


El implante de un homoinjerto en posición pulmonar se utiliza habitualmente para resolver la obstrucción del tracto de salida del ventrículo derecho en varias formas de cardiopatías congénitas complejas. Lamentablemente suelen presentar disfunción principalmente por estenosis, lo que conlleva a indicar su reemplazo con el consiguiente aumento de la morbimortalidad de repetidas cirugías. La angioplastia con stent del homoinjerto aparece entonces como una opción terapéutica para prolongar su vida útil y posponer la cirugía. Se presenta el caso de una mujer de 21 años que requirió múltiples intervenciones para la corrección de una atresia pulmonar con comunicación interventricular.


Varón de 42 años con antecedentes de coartación de aorta intervenida en la adolescencia que se presentó con insuficiencia cardíaca progresiva, requiriendo finalmente trasplante cardíaco. El diagnóstico mediante las técnicas de imagen, y confirmado por la anatomía patológica, fue de miocardiopatía restrictiva debida a fibroelastosis endocárdica con calcificaciones extensas. Se presentan los principales hallazgos de las técnicas de imagen en este paciente y se discuten las características clínicas más relevantes de esta rara enfermedad.


Se presenta el caso de una rara y grave complicación en el traumatismo cerrado de tórax.

Paciente de 42 años derivado al centro de los autores por politraumatismo secundario a accidente de tráfico. Evolucionó durante la internación con empeoramiento clínico, grave inestabilidad hemodinámica, confirmando por ecocardiografía transtorácica y transesofágica una gran comunicación interventricular (CIV) de tipo muscular, asociada a insuficiencia significativa tanto de válvula mitral como de válvula tricuspídea. Se efectuó cirugía correctiva con parche de la CIV y plástica tricuspídea con ominosa evolución postoperatoria

Se resalta el rol de la ecocardiografía transtorácica y transesofágica en esta patología.


Página 11 de 12