fbpx

RETICweb

RETICweb

Con la colaboración de Grupo CTO

Casos

Los tumores cardíacos representan un desafío diagnóstico y terapéutico. La mayoría son metástasis, siendo los tumores primarios raros. La clínica es inespecífica en ambos casos, siendo su localización una pieza clave en el enigma diagnóstico. La ecocardiografía es una herramienta diagnóstica fundamental en el diagnóstico de tumoraciones intracardíacas. Se presenta el caso de una mujer joven con clínica inicial de síndrome coronario agudo a quien se le encuentra una tumoración en la aurícula derecha de etiología a determinar.


Se presenta un caso clínico sobre una masa intracardíaca en el contexto de disfunción ventricular en un paciente sin tratamiento anticoagulante, con el reto adicional de realizar un adecuado diagnóstico diferencial sin otra herramienta que no sea la ecocardiografía transtorácica (ETT).


El doble septo interauricular (DSIA) es un defecto septal muy raro que consiste en un tabique “duplicado” y una cavidad persistente entre las dos aurículas (cavidad interauricular, CAI), sin embargo, embriológicamente, es posible que se trate de una valva venosa izquierda persistente del seno venoso, ya que no existen 2 septos per sé. Hasta el momento, sólo hay 14 casos documentados en la literatura en adultos sin otras anomalías congénitas, asociándose algunos a eventos embólicos sistémicos. Se presenta el caso de una paciente de 44 años con DSIA y CAI, sin comunicaciones con las aurículas y sin relación con embolias.


Se presenta el caso de una paciente con síndrome coronario agudo con elevación del ST que presentó disección y rotura de la arteria circunfleja. En el control tras el cateterismo se objetivó mediante ecocardiografía una masa redondeada hiperecogénica, de densidad homogénea en aurícula izquierda adherida al techo auricular que se confirmó por tomografía computarizada con contraste, describiéndose así mismo compresión de la vena pulmonar izquierda. El diagnóstico de hematoma intramural se confirmó mediante intervencionismo quirúrgico donde se procedió a la extracción del hematoma y de la sangre retenida.


Paciente varón de 83 años tratado 4 semanas atrás por síndrome coronario agudo con stent en coronaria derecha. La ecocardiografía de control muestra un hematoma intramural en la pared anterior de la aorta con comunicación con la cavidad y una segunda zona de disección no relacionada en la parte distal de la aorta ascendente. Un mapeo ecográfico meticuloso permitió detectar ambas lesiones. Una tomografía con contraste confirma ambas lesiones siendo el paciente referido para su tratamiento quirúrgico.


El defecto de Gerbode, es decir, la comunicación entre el ventrículo izquierdo y la aurícula derecha es un hallazgo bastante raro. Generalmente es congénito, aunque también puede presentarse en forma adquirida especialmente tras cirugía cardíaca. El cierre quirúrgico es el tratamiento de elección. Existen pocas comunicaciones de cierre percutáneo en la edad pediátrica. En este caso se documenta el cierre percutáneo exitoso de un defecto de Gerbode en un niño de 3 años con dilatación masiva de la aorta después de una reparación quirúrgica de Bentall. El resultado fue excelente, sin fugas residuales ni mal funcionamiento de la válvula protésica.


Se presenta el caso de una mujer de 54 años con síndrome antifosfolípido en terapia irregular, que ingresa por disnea de esfuerzo que progresó a ortopnea. La ecocardiografía transtorácica evidenció cardiopatía dilatada con disfunción sistólica biventricular, hipertensión pulmonar y masas relacionadas con válvulas pulmonar y tricúspide sin movimiento autonómico. Los cultivos y el recuento de la serie blanca estaban normales, con alteración de las pruebas del SAF, haciéndose además diagnóstico de lupus eritematoso sistémico. Se inició terapia para insuficiencia cardíaca, esteroides, rituximab y anticoagulantes, mejorando la clínica. La ecocardiografía control mostró remisión de las masas tricúspides y similares dimensiones de la masa pulmonar.


Se presenta el caso de un varón de 81 años que ingresa para estudio de síndrome general y fiebre. En la ecocardiografía transesofágica se confirma la existencia de endocarditis mitroaórtica complicada con un aneurisma y perforación del velo anterior mitral.


¿Cuántas veces al día nos encontramos en la consulta con un paciente con palpitaciones? Presentamos el caso de una paciente con dos hallazgos infrecuentes concurrentes: aneurisma gigante de un seno de Valsalva y origen anómalo de la arteria coronaria derecha. En la era de la imagen multimodal somos capaces de caracterizar con gran precisión patologías potencialmente tan graves.


La presencia de cuerpos extraños intracardíacos y su tratamiento tiene a día de hoy cierta controversia dada la variedad de localizaciones en las que se puede presentar, las diferentes manifestaciones clínicas y sus implicaciones pronósticas. El número de casos publicados en los que no existe puerta de entrada directa del cuerpo a las cavidades cardíacas, diagnosticando o asumiendo su embolización a distancia, es mucho más reducido. Se presenta el caso de un varón adulto con herida cervical por arma de fuego, y dos cuerpos extraños alojados en ventrículo derecho sin puerta de entrada directa.


Página 1 de 11