fbpx

Lupus eritematoso diseminado

Manual de Ecocardiografía Básica

Lupus eritematoso diseminado

(1 Voto)

El lupus eritematoso es una enfermedad que se caracteriza clínicamente por la presencia de artralgias, mialgias, fotosensibilidad y serositis, siendo más frecuente en mujeres que en hombres, con una proporción casi de 2 a 1. La artropatía, la enfermedad cardíaca, las infecciones y la enfermedad renal son sin duda las causas más frecuentes de complicaciones mortales en esta patología.

Dentro de la afectación cardiaca la enfermedad valvular es la lesión más frecuentemente asociada al lupus eritematoso diseminado. La enfermedad se asocia a diferentes tipos de lesiones, por un lado podemos encontrar masas valvulares o endocarditis tipo Libman-Sachs, mientras que en otros casos únicamente se registrará engrosamiento de las válvulas. El origen etiológico de la afectación valvular no ha sido claramente definido y corresponde a depósitos de inmunocomplejos. Los anticuerpos anticardiolipina y anticoagulantes lúpicos pueden jugar un papel muy importante en el origen etiológico de la enfermedad.

Habitualmente las lesiones valvulares del lupus van a presentar modificaciones importantes con el tiempo. Así, en cerca del 1/4 de los casos las lesiones desaparecen y en más de la mitad de los pacientes se modifican en el seguimiento, probablemente la explicación de estos cambios es debida a que la lesión valvular realmente corresponde a una valvulitis como proceso inflamatorio que puede presentar características de intermitencia.

La ecocardiografía es el mejor método para analizar la afectación de la válvula. Cómo las lesiones suelen ser muy poco importantes la ecocardiografía transesofágica mostrará una neta superioridad con respecto al ecocardiograma transtorácico. Con eco transtorácico se suele registrar la afectación valvular en alrededor del 35% de los casos, mientras que el ecocardiograma transesofágico muestra lesiones valvulares en cerca de 70% de los pacientes.

Habitualmente las lesiones se localizan en lado auricular de la válvula aurículo-ventricular y en el lado vascular de la válvula aórtica (Figura 1) y corresponden a las imágenes de vegetaciones verrucosas con movimiento más o menos independiente de la válvula. Desde el punto de vista funcional las alteraciones en la válvula van a cursar básicamente con insuficiencia mitral y sólo muy excepcionalmente con estenosis mitral. La regurgitación valvular se puede detectar con Doppler color tanto en la válvula aórtica como en la válvula mitral siendo generalmente ligera, aunque ocasionalmente puede ser muy intensa y corresponder a insuficiencia mitrales moderadas y severas. Excepcionalmente se puede encontrar datos de perforación de una válvula e incluso rotura de cuerdas tendinosas. Estos casos pueden producir complicaciones severas que pueden derivar en importante disfunción valvular, fracaso cardíaco y shock séptico.

Figura 1. Imagen de vegetación (flechas) en la válvula aórtica (vista con ecocardiograma transesofágico) en un paciente con lupus eritematoso diseminado.

Figura 1. Imagen de vegetación (flechas) en la válvula aórtica (vista con ecocardiograma transesofágico) en un paciente con lupus eritematoso diseminado. Se trataría de una endocarditis de Libman-Sachks.