fbpx

Preguntas al radiólogo

Preguntas al radiólogo

¿Por qué se tardó tanto en estudiar las arterias coronarias con la TC?

(0 votos)
  • tamaño de la fuente
  •  

El problema que presentaba el estudio de las arterias coronarias era doble: su pequeño tamaño y, el más grave, el movimiento.

Las arterias coronarias, además del movimiento de sístole y diástole, presentan también un movimiento de rotación-traslación que acompaña al corazón. La arteria más móvil es la coronaria derecha, que llega a desplazarse más de 1 cm a lo largo del ciclo cardiaco. La tecnología helicoidal fue clave para poder hacer los estudios de coronarias, ya que permitió hacer las adquisiciones a mayor velocidad.

Una curiosidad: en las antiguas máquinas secuenciales, el tubo rotaba 360º hacia un lado y, en el giro posterior, hacia el lado contrario. Esto tenía que ser así porque el tubo estaba unido por cables al generador que estaba situado fuera del gantry. Para poder hacer la adquisición helicoidal (el giro continuo) sin que se enrollaran los cables, la alimentación de corriente se hizo con unas escobillas similares a los populares Scalestrix.

A medida que aumentó el número de filas de detectores hasta cuatro (1998), comenzaron a hacerse los estudios de coronarias. En estos primeros estudios el tiempo de apnea era mayor de 30 segundos, lo que, unido a otros factores, hizo que los resultados de estos estudios fueran muy limitados debido a la calidad de los mismos. En el 2002, con las máquinas de 16 detectores empieza a generalizarse la realización de esta prueba.

A partir de ahí, la evolución fue vertiginosa: 32, 40, 64, 128, 256, 320 y la tecnología de doble fuente. En la actualidad, con los modelos más avanzados se pueden hacer los estudios en un solo latido con dosis tan bajas como 0.4 o 0.5 mSv.