Preguntas al radiólogo

Preguntas al radiólogo

Kilovoltios, miliamperios y algo de dosis

(0 votos)
  • tamaño de la fuente
  •  

Como ya hemos señalado antes, son los parámetros que vamos a manejar (“la energía y la carga” del haz de radiación) y que van a repercutir tanto en la calidad de la imagen como en la dosis.

A mayor dosis menor ruido, de tal manera que, si doblamos la dosis, disminuimos el ruido a la cuarta parte. El ruido también depende del tamaño del paciente, de forma que el ruido se dobla al aumentar 8 cm el diámetro del paciente.

El otro factor que influye en el ruido es el grosor de corte: a mayor grosor de corte menos ruido, a costa, eso sí, de disminuir la resolución espacial. Es decir, a menor grosor de corte mayor resolución espacial.

Dos anotaciones acerca de los kilovoltios: el kilovoltaje también influye de forma proporcional en la dosis, pero con alguna peculiaridad que vale la pena comentar. A menos kilovoltios más ruido. Pero tenemos que tener en cuenta que, al disminuir los kilovoltios, vemos mejor el contraste, puesto que la alta densidad del mismo absorbe mejor los electrones de baja energía (esto no hace falta entenderlo), pero es muy útil saberlo. Por tanto, en los estudios con contraste en los que interesa estudiar los vasos sanguíneos, como es el caso de los estudios coronarios, hay que tratar de disminuir la dosis bajando el kilovoltaje, ya que esto realzará más la diferencia entre las estructuras vasculares y las que no lo son.

La TC, en general, suponía altas dosis de radiación para el paciente debido a que se realizan muchos “cortes o lonchas” a lo largo del cuerpo. En el caso de la cardio TC, como ya hemos apuntado, los cortes se solapan. Cuando los cortes son finos, además, debemos de aumentar la carga (mA) para obtener imágenes de calidad diagnóstica. Sin embargo, apenas hay radiación dispersa, debido a que el haz está muy colimado. Dicho de manera sencilla, si nos alejamos un poco del paciente, apenas vamos a recibir dosis de radiación.

Las unidades de medida son el CTDI (índice de dosis del TC) y el DLP. El DLP es el resultado de multiplicar el CTDI por la longitud estudiada. La medida del DLP siempre la calcula la máquina y está disponible al finalizar las exploraciones. No obstante, para complicar un poco las cosas, en muchos artículos y charlas hablarán de la dosis en milisievert (mSv). Cuando hablamos de mSv o dosis equivalente, nos referimos a unidades de “daño tisular”, que dependen de la dosis recibida, de la radiosensibilidad del tejido dañado y del sexo y la edad del paciente. En el caso del corazón, multiplique el DLP por 0,014 y obtendrá la dosis en mSv.