Técnicas y metodología en RMN

Técnicas y metodología en RMN

¿Qué es la precesión?

(0 votos)
  • tamaño de la fuente
  •  

Los protones cuando se introducen dentro de un campo magnético no sólo se alinean, como hemos visto, sino que también comienzan a girar acompasadamente, denominándose a este segundo movimiento precesión.

Este movimiento giratorio tiene una velocidad de giro que se llama frecuencia de precesión (Figura 20).

Figura 20. Los protones, al ser sometidos a un campo magnético externo, se ponen a girar de forma similar a una peonza con una frecuencia determinada.

La frecuencia de precesión está determinada por la ecuación de Larmor:

ω = B0 * γ

Donde “ω” es la frecuencia de precesión (MHz), B0 es la fuerza del campo magnético de la RM (Tesla o “T”) y “γ” es una constante giromagnética.

Si nos fijamos en la fórmula, lo importante es observar cómo la frecuencia de precesión aumenta en proporción directa a como lo hace la fuerza del campo magnético. Los protones giran más rápidos si la máquina de RM tiene más Teslas.

Para que sea más fácil de imaginar, piense en el movimiento de una peonza.

Resumen hasta ahora

  • Los protones tienen un movimiento spin similar a los planetas.
  • Al ser el protón una carga eléctrica en movimiento, es una corriente eléctrica.
  • Una carga eléctrica en movimiento induce un campo magnético: es un pequeño imán.
  • Al introducir al paciente en el imán, los protones, que ya sabemos que son pequeños imanes, se alinean con el campo magnético principal de dos formas: en paralelo o en antiparalelo, siempre hay más en el estado que requiere menos energía. Dicho de otra manera, es más fácil para los protones estar en paralelo que en la dirección contraria.
  • Los protones se mueven dentro del campo magnético de forma similar a una peonza.
  • La frecuencia de precesión se puede calcular de acuerdo a la ecuación de Larmor y es mayor a mayor intensidad del campo magnético (luego veremos la gran importancia que tiene la frecuencia de precesión).
  • Los protones se alinean en paralelo y antiparalelo, existiendo siempre unos pocos más en el estado de baja energía, paralelo, es decir, que, al colocar al paciente en el imán, adquiere su propio campo magnético, que es paralelo al campo externo, por lo que no puede medirse. La razón de que no pueda medirse es que se suma al campo magnético externo. Por eso, enviaremos ondas de radiofrecuencia que alteren el campo y nos permitan hacer mediciones.

Comentarios potenciados por CComment