Preguntas al radiólogo

Preguntas al radiólogo

¿Qué debo saber de la miocardiopatía hipertrófica (MCH) y la cardiorresonancia?

(0 votos)
  • tamaño de la fuente
  •  

A pesar de que la ecocardiografía transtorácica es la técnica de imagen preferida para estudiar la MCH, la CRM es la exploración que aporta mayor información en este grupo de pacientes, dado que permite determinar con exactitud la presencia, localización, distribución y severidad de la hipertrofia.

En particular, en pacientes con MCH apical la CRM se considera la técnica de elección, ya que la proximidad del ápex a la pared torácica dificulta su valoración por ecocardiografía.

En el protocolo de estudio de la MCH por CRM, las secuencias cine permiten determinar la repercusión de la hipertrofia en la función global y regional de ambos ventrículos. Característicamente, los pacientes con MCH presentan volúmenes telesistólicos pequeños y fracción de eyección alta. El análisis de la contractilidad segmentaria muestra disminución de la contractilidad sistólica de los segmentos hipertróficos, hecho que se pone de manifiesto con mayor claridad con las secuencias de enrejado o marcaje miocárdico (tagging).

Además, con las secuencias cine se puede determinar de una forma rápida y sencilla si existe obstrucción en el tracto de salida del ventrículo, puesto que la aceleración del flujo provocará un cambio en la intensidad de señal. Para poder visualizar y cuantificar el grado de aceleración del flujo se deben emplear secuencias de contraste de fase o codificación de la velocidad. Estas secuencias tam-

bién permiten cuantificar la insuficiencia mitral, conocer el patrón de flujo transmitral y el flujo a través de las venas pulmonares (valoración de la función diastólica).

La utilización de contraste paramagnético permite estratificar el riesgo en pacientes con MCH. Los segmentos hipertróficos pueden presentar captación de contraste en fases tardías, que parece debida a isquemia y fibrosis secundaria a enfermedad de pequeño vaso o necrosis. Por tanto, se considera que las áreas de realce tardío representan miocardio cicatricial o que pueden ser debidas a expansión del intersticio por desorganización de las fibras musculares (Figura 37). Se puede observar un aumento de grosor del miocardio.

Figura 37. El estudio de CRM realizado en los planos cuatro cámaras (A), eje corto (B) y eje largo (C) demostró una hipertrofia asimétrica del ventrículo izquierdo de predominio anteroseptal (flechas). Las imágenes de realce tardío en el eje corto (D) mostraron un realce intramiocárdico parcheado en las áreas de hipertrofia ventricular (puntas de flecha), correspondiente con áreas de fibrosis miocárdica.

Se ha observado realce tardío de gadolinio en muchos de los pacientes con MCH, habitualmente en las zonas de hipertrofia, a modo de patrón intramiocárdico parcheado y multifocal. Otro patrón de realce característico es el encontrado en las zonas de unión del tabique interventricular. En pacientes con MCH la extensión del realce se correlaciona con el grado de hipertrofia, predice el riesgo de eventos cardiacos mayores y puede indicar un mayor riesgo de muerte súbita.