fbpx

Preguntas al Radiólogo

Preguntas al radiólogo

¿Cómo se calculan los volúmenes, la regurgitación y los gradientes con resonancia cardiaca? ¿Son fiables?

(0 votos)
  • tamaño de la fuente
  •  

El cálculo del volumen regurgitante con secuencias de contraste de fase se utiliza en la práctica diaria de cualquier laboratorio de imagen cardiaca.

Esta medición es precisa y reproducible, siempre que pueda evitarse el aliasing y la oblicuidad. Estas secuencias se basan en la adquisición de dos tipos de imágenes, unas con codificación de velocidad (secuencias de fase) y otras puramente anatómicas (secuencias de magnitud), adquiridas simultáneamente. Con estas secuencias el tejido estacionario se visualiza gris, mientras que el flujo que atraviesa el plano de corte en dirección positiva se visualiza blanco, y el que lo hace en dirección negativa aparece negro. La velocidad puede ser codificada en planos que son perpendiculares al eje del flujo (a través del plano) o en planos paralelos (en el plano). Para cada imagen obtenida a lo largo del ciclo cardiaco, se dibuja el área, y el producto del área por la velocidad media nos proporciona el flujo, que se representa como anterógrado o retrógrado en un gráfico para evaluarse.

El método es preciso y reproducible, pero no es útil en caso de afección polivalvular. Se realiza con datos obtenidos del método de Simpson en eje corto, donde el volumen regurgitante es la diferencia entre el volumen latido del ventrículo regurgitante y el del ventrículo normal. La fracción regurgitante es la razón entre el volumen regurgitante y el volumen latido del ventrículo regurgitante.

Los gradientes y las áreas se obtienen con secuencias de contraste de fase; para valorar la velocidad máxima en el jet de estenosis podemos planificar secuencias paralelas al jet o perpendiculares a este. El gradiente a través de la estenosis se calcula empleando la ecuación modificada de Bernouille, obteniéndose una buena correlación y reproducibilidad con la ecocardiografía Doppler.

La severidad de la fracción regurgitante de la insuficiencia mitral se clasifica en los siguientes grados:

  1. Leve: menor al 30%.

  2. Leve-moderado: del 30 al 39%.

  3. Moderado-severo: del 40 al 49%.

  4. Severo: mayor al 49%.

Para la descripción de una insuficiencia mitral se recomienda reportar la etiología de la lesión, las mediciones cualitativa y cuantitativa de la severidad de la insuficiencia e informar si existen otras lesiones valvulares o hipertensión pulmonar.