fbpx

Preguntas al cardiólogo

Preguntas al cardiólogo

¿Cómo es la técnica básica del cateterismo cardiaco?

(0 votos)
  • tamaño de la fuente
  •  

El cateterismo cardiaco es la técnica de referencia para valorar las arterias coronarias.

La técnica básica es muy similar a la que se usa en radiología intervencionista para hacer angiografías en otros territorios vasculares y consiste en llevar un catéter al vaso de interés para inyectar contraste y valorar cómo se opacifican tanto el vaso como las ramas.

El cateterismo cardiaco empieza con el acceso vascular. La forma más extendida es el acceso por punción arterial directa en la arteria femoral común a la altura del ligamento inguinal. Sin embargo, en los últimos años cada vez se emplea con más frecuencia la arteria radial, que es un poco más laboriosa de canalizar de forma adecuada, pero que se asocia a una tasa mucho menor de complicaciones vasculares. Tras colocar un introductor que asegura el punto de punción, se anticoagula al paciente con heparina para evitar la formación de trombos sobre los catéteres y se avanza una guía flexible y larga de forma retrógrada hasta la raíz de la aorta y sobre la guía un catéter diagnóstico de coronarias. Los catéteres son preformados y tienen la punta con una curva diseñada para introducirse en las coronarias con una mínima manipulación. Tras sondar la coronaria, se inyecta contraste. La sala de hemodinámica es muy similar a la de radiología vascular y tiene un arco con una escopia de alta calidad que da imágenes de alta resolución. La orientación del arco es variable, y eso permite obtener imágenes en diferentes angulaciones o proyecciones. La serie de proyecciones está relativamente estandarizada para poder ver todos los segmentos de las coronarias en dos vistas perpendiculares, aunque también puede ser necesario obtener proyecciones adicionales si se necesita mejorar el ángulo de visión de algún segmento. En muchos centros el cateterismo coronario se completa con una ventriculografía, en la que se pasa un catéter al ventrículo y se inyecta contraste. Se obtiene una imagen de vídeo en la que el contraste permite definir la cavidad a lo largo del ciclo cardiaco y valorar la función ventricular (Figura 28).

Figura 28. Montaje general de un cateterismo cardiaco. A) Sala de hemodinámica. Se muestra la configuración normal de un tubo de escopia, camilla del paciente y monitores. B) Sala de control. El monitor muestra una imagen tipo en el estudio de las coronarias (que, en este caso, corresponde a la coronaria derecha).

Tras obtener las imágenes, se retiran los catéteres (Figura 29). En las punciones fe- morales el introductor se mantiene hasta que se pasa el efecto de la anticoagulación y se retira de forma manual, haciendo presión local intensa sobre el punto de punción durante 10 a 15 minutos, lo que es suficiente para que la punción se cierre. También existen algunos dispositivos comerciales diseñados para dar un punto que cierre la punción en la misma sala de hemodinámica. En las punciones radiales controlar la he- mostasia es mucho más sencillo y con retirar el introductor y hacer presión se resuel- ve fácil el problema. Los pacientes se mantienen en reposo 24 horas y al día siguiente ya están en situación de volver a caminar y hacer vida normal.

Figura 29. Algunas de las proyecciones usadas en coronariografía. Se muestra la imagen del cateterismo (izquierda), junto con imágenes obtenidas con cardio TC, para mostrar la posición del corazón en el espacio con las que se corresponde. 1) tronco izquierdo; 2) circunfleja; 3) descendente anterior; 4) diagonal 1; 5) diagonal 2; 6) diagonal 3; 7) diagonal 4; 8) ramas septales; 10) aorta; 11) ventrículo izdo.; 12) tracto salida VD; 13) VD; 14) aurícula dcha.; 15) C derecha; 16) aguda marginal; 17) interventricular posterior; 18) posteriolateral.