Preguntas al cardiólogo

Preguntas al cardiólogo

Atropina: ¿qué debe saber el radiólogo?

(0 votos)
  • tamaño de la fuente
  •  

La atropina es una droga anticolinérgica natural y, como tal, compite con la acetilcolina en los receptores muscarínicos, localizados primariamente en el corazón, glándulas salivales y músculos lisos del tracto gastrointestinal y genitourinario.

Es el anticolinérgico de elección para el tratamiento de las bradiarritmias. A dosis de 15 a 70 mcg/kg i. v., produce un aumento de la frecuencia cardiaca, por antagonizar los efectos de la acetilcolina en el nodo sinusal. Este efecto es de especial interés para revertir la bradicardia ocasionada por los reflejos vagales. En el adulto, la dosis promedio para la bradicardia por reflejo es de 0.4 a 1 mg, con un intervalo de una a dos horas. Está contraindicada en casos de hipersensibilidad, glaucoma de ángulo estrecho, hiperplasia prostática, retención urinaria por cualquier patología uretro-prostática, estenosis pilórica e íleo paralítico.

Entre los efectos secundarios más frecuentes se encuentran los digestivos, como la sequedad de boca, la relajación del esfínter esofágico inferior, la disminución de la motilidad y secreción gástrica, la relajación de la musculatura lisa gastrointestinal y los respiratorios secundarios a la relajación del músculo liso bronquial. Menos frecuentemente, puede causar un síndrome central anticolinérgico, que puede variar desde la presencia de alucinaciones hasta la sedación e inconsciencia. Desde el punto de vista cardiológico, la aparición de arritmias graves tras su uso es muy poco frecuente.

Comentarios potenciados por CComment