fbpx

Preguntas al cardiólogo

Preguntas al cardiólogo

Betabloqueantes: ¿cuáles hay y cómo se usan?

(0 votos)
  • tamaño de la fuente
  •  

Los betabloqueantes son fármacos antagonistas del receptor beta-adrenérgico del sistema nervioso simpático.

Aunque difieren en grado de absorción, biodisponibilidad y unión a proteínas, las diferencias más importantes para su uso clínico son la cardioselectividad (grado de bloqueo relativo de los receptores beta1-adrenérgicos del corazón en relación al bloqueo de receptores beta2-adrenérgicos de bronquios y otras localizaciones), la actividad simpaticomimética intrínseca (además de inhibir los receptores beta, inhiben también los efectos agonistas de las catecolaminas endógenas) y la liposolubilidad. Los principales fármacos betabloqueantes se resumen en la Figura 37.

Figura 37. Fármacos betabloqueantes.

Su uso en radiología (fundamentalmente, en el cardio TC) se debe a su capacidad para reducir la frecuencia cardiaca hasta niveles aceptables para la realización del estudio, mejorar la variabilidad del ritmo y disminuir la taquicardia refleja tras la administración posterior de vasodilatadores. Tanto su administración de forma oral como intravenosa ha demostrado ser segura, aunque en radiología se prefiere la administración i. v. para un efecto más rápido. Existe preferencia por los betabloqueantes selectivos de acción corta (Metoprolol, Esmolol) en los estudios ambulatorios. Dosis de 2.5 mg i. v. de Metoprolol cada 5 minutos hasta un total de 15 mg o 1 o 2 mg/kg i. v. de Esmolol suelen ser suficientes para conseguir una frecuencia cardiaca que permita la realización del estudio.