fbpx

El trabajo elegido consiste en un estudio prospectivo en el que se pretende determinar el valor diagnóstico añadido de la resonancia cardiaca en pacientes con dolor torácico, elevación de marcadores de daño miocárdico y ausencia de lesiones coronarias comparando los diagnósticos emitidos por un panel de cardiólogos expertos frente a los diagnósticos establecidos por resonancia. Este es un escenario que en la práctica clínica habitual crea incertidumbre dado que en muchas ocasiones no se alcanza un diagnóstico de certeza y porque no existen recomendaciones claras sobre la actitud terapéutica más adecuada. La resonancia cardiaca demuestra en este trabajo que es capaz de establecer un diagnóstico definitivo en la mayoría de pacientes.

Publicado en Cardio RM

El trabajo escogido se titula “Comprehensive Cardiac Magnetic Resonance for Short-Term Follow-Up in Acute Myocarditis” (J Am Heart Assoc. 2016;5:e003603). Sus autores describen las diferentes secuencias de resonancia cardíaca disponibles para diagnosticar miocarditis aguda y la capacidad de las mismas para seguir diferenciando entre miocardio enfermo y miocardio sano en el seguimiento a corto plazo de pacientes diagnosticados de miocarditis. Este trabajo es interesante porque la idea de seguir mediante resonancia cardíaca durante un tiempo breve la evolución de los parámetros de inflamación y fibrosis de pacientes con este diagnóstico ha sido poco explorada previamente. Por otro lado, es de utilidad clínica el conocimiento de la rentabilidad diagnóstica de los diferentes parámetros de resonancia cardíaca empleados en el diagnóstico de miocarditis en función del tiempo de evolución de enfermedad.

Publicado en Cardio RM

La inflamación del miocardio, vírica o no, recibe el nombre de miocarditis. Este cuadro supone un reto para el médico clínico en su práctica habitual, ya que es fundamental realizar un diagnóstico diferencial correcto con otros cuadros que puede emular. La biopsia endomiocárdica ha sido clásicamente la técnica de referencia en el diagnóstico de esta entidad, aunque actualmente la cardio-RM es la técnica más empleada para valorar este tipo de pacientes. Se presenta un caso de un paciente con miocarditis aguda con el que se pretende enfatizar el papel protagonista de la cardio-RM como prueba de imagen de elección.

Publicado en Casos

La miocarditis asociada a la enfermedad por SARS-CoV-2, es conocida y se han notificado varios casos a nivel mundial. Se cree que la fisiopatología de la miocarditis relacionada con COVID-19 es una combinación del daño viral directo al miocardio y daño cardíaco debido a la respuesta inmune del huésped. Los hallazgos clínicos incluyen cambios en el electrocardiograma, alteración de los biomarcadores cardiacos y deterioro de la función cardiaca. Dentro del trabajo diagnóstico se debe descartar la enfermedad arterial coronaria, y hacer uso de técnicas de imagen cardiaca como la resonancia magnética cardiaca, los cuales permiten identificar los criterios de Lake Louis, característicos de la miocarditis.

Publicado en Casos

Si bien sabemos que los virus son la causa más común de miocarditis (50% -70% de todos los casos)(1), el concepto de miocarditis no ha sido uniformemente establecido, prestándose a confusión.

Publicado en Editoriales

El artículo elegido, publicado en la revista JACC en 2017, recoge y analiza los datos de un estudio multicéntrico sobre la miocarditis aguda (MA) llevado a cabo en 10 hospitales italianos, incluyendo para su elaboración el análisis de las imágenes de Resonancia Magnética Cardíaca (RMC) de 374 individuos.

El artículo pretende determinar el papel de la RMC en la estratificación pronóstica de pacientes con diagnóstico de MA con función sistólica preservada, analizando la presencia de realce tardío tras Gadolinio (RTG) y su distribución.

Se realiza seguimiento de los pacientes, evaluando qué parámetros se relacionan con mayor desarrollo de eventos cardíacos adversos; y se pone de manifiesto la importancia de la RMC en el manejo diagnóstico y pronóstico de los pacientes con MA.

Publicado en Cardio RM

El diagnóstico de la miocardiopatía inflamatoria aguda (MIA) continúa siendo un reto en la actualidad. La resonancia magnética nuclear (RMN) constituye una prueba clave gracias a su capacidad para detectar la presencia de edema miocárdico, hiperemia o fibrosis. La tomografía por emisión de positrones (PET), podría constituir una forma más directa para la identificar la MIA y cuantificar su actividad metabólica.

Publicado en Revisiones

Actualmente el diagnóstico de la miocarditis aguda es un reto debido a sus síntomas inespecíficos. La biopsia endomiocárdica (BEM), prueba de referencia para el diagnóstico, tiene limitaciones en relación a su carácter invasivo y su escaso rendimiento. La resonancia magnética cardiaca (RMC) cada vez ocupa un papel más importante en el diagnóstico de rutina, sin embargo, su valor pronóstico en estos pacientes es limitado. En este trabajo se demuestra como distintos parámetros de caracterización tisular, como la presencia, localización y cuantificación de realce tardío de gadolinio (RTG), la presencia de edema y el aumento del volumen extracelular (VEC) se asocia a un peor pronóstico a largo plazo en una cohorte de pacientes consecutivos con sospecha de miocarditis.

Publicado en Cardio RM

Entre los más recientes avances en resonancia cardíaca se encuentran los mapas de T1 y T2. La miocarditis continúa siendo una patología prevalente en nuestro medio, suponiendo del 5% al 20% de las muertes súbitas en pacientes adultos jóvenes(1), así como un precursor significativo de miocardiopatía dilatada. De ahí el interés en detectar a los pacientes con mayor riesgo en el momento del diagnóstico. En el artículo estudiado, se describe cómo la aplicación de los mapas de T2 en pacientes con diagnóstico de miocarditis aguda, podría tener valor pronostico adicional a los parámetros utilizados en la práctica habitual.

Publicado en Cardio RM

La resonancia magnética cardiaca (RMC) se considera la técnica de elección para confirmar el diagnóstico de miocarditis en la fase aguda de la enfermedad, generalmente en pacientes con dolor torácico, alteraciones electrocardiográficas, elevación de troponinas y sospecha de etiología vírica y/o arterias coronarias sin lesiones en la angiografía (MINOCA). Con relativa frecuencia se realiza un nuevo estudio de RMC en el primer año de evolución, normalmente 6 meses después de la fase sintomática, sin que esté claro cual es el valor añadido que aporta esta segunda resonancia desde un punto de vista clínico y pronóstico.

Publicado en Cardio RM
Página 2 de 2